Close

La ouija el juego del engaño

¿Te has preguntado qué tiene de especial, ese famoso “juego” llamado ouija?

Hoy te comparto mi terrible experiencia. ¿Tu crees que para bien o para mal?

Un día en la habitación de mi hogar empecé a escuchar un extraño ruido similar a un reloj, este sonaba ocasionalmente, pero era notorio. Un día un amigo en casa nos comentó la existencia de almas que se manifiestan con sonidos, y pensé que era mi caso, nos habló de una manera ancestral y sencilla de poder comunicarnos con estos seres de origen desconocido. Mi amigo nos explicó los utensilios necesarios para la práctica de este juego, estábamos con expectativa, y confiados de que esto no era nada malo. nos dimos la mano y empezamos el juego.

Al inicio de la práctica no sentimos absolutamente nada, entre nosotros hablamos y nos decíamos que esto eran tan ridículo como falso… Hasta que sentimos una sensación extraña y mi cuerpo tuvo escalofríos; Me quede perplejo y anonadado al ver como la copa se movía de un lado a otro formando palabras. Se presentó como un buen caballero con nombre y apellido, nos contó su procedencia afirmando que era de nacionalidad europea y llego al país por medio náutico, él nos habló sobre sus pertenencias que se encontraban escondidas bajo nuestra casa, deducimos que tenías cartas, fotos, o alguna prenda de época. No dijo nada más.

El sonido característico del reloj sonó con más nitidez esa semana y pensé que solo faltaba que de la hora audiblemente, en nuestra ingenua mente la solución era volver a repetir por segunda vez este juego para saber más cosas, la impresión nuestra fue que ni de broma este ser podría comunicarse o mover los objetos, al pronunciar las palabras empezó a moverse, aparte de sus cosas hablo de una caja con cosas valiosas, nosotros nos mostramos escépticos, nos pareció muy lindo para ser real, así que decidimos preguntarle cosas privadas de familia.

De este modo y sumado al afán nuestro nos creímos este engaño y continuamos su malvado juego, añadió que tendríamos una sesión más donde nos dará más detalles, en esta ocasión nos dijo taxativamente que en la obra solo deben trabajar los varones y pidió un hombre más para iniciar la obra, un familiar que vivía en otra provincia. Le llamamos y trajo consigo las herramientas necesarias para realizar la excavación, estábamos atemorizados pero habían rumores de gente del barrio que afirmaban haber encontrado, plata, oro, joyas, y nos incitó a seguir.

Este ser nos dio datos específicos, para la excavación. Al día siguiente comenzamos la obra, en el lugar previamente dicho, llegamos a pocos metros de profundidad y no encontramos nada, nos pusimos molestos y volvimos a interactuar y en esta ocasión la charla fue de todo, menos amena, empezó a mostrarse las verdaderas intenciones que tenía con nosotros, su condición fue lo que hizo darnos cuenta que el que “jugaba” era él y no nosotros.

Nos pidió las tres generaciones masculinas de la familia: Mi tío, mi sobrino pequeño y yo. Tres vidas es lo que él quería, para darnos exactamente la localización de esta caja, estábamos perplejos y horrorizados con la propuesta de este ser maligno, que buscaba atarnos por la eternidad con mentiras, engaños. Fuimos conscientes de donde nos estábamos metiendo y si era alguien que nos quería ayudar no debía pedir cosas a cambio y mucho menos vidas humanas.

Mi respuesta fue clara. ¡No y No! Esta vez el ambiente era diferente, su presencia nos causaba miedo, y  no quería bajo ningún concepto entregar la vida de nadie. Su respuesta fue notoria, se enfureció ya que el vaso se empezó a mover de un lado a otro grotescamente, como si lo estuviera oprimiendo. Una de las personas que estaba allí se armó de valor, voltio el vaso y le insulto añadiendo estas palabras: ¡Lárgate Ya, y déjanos en. Paz!

Pasaban los días y sabíamos que lo que hicimos no era nada bueno, yo empecé a estar muy intranquilo y a tener pesadillas. La ouija es otro engaño instaurado en nuestra sociedad, este “juego” lo único que conduce es en abrir puertas con seres nocivos que te aran actuar de forma incontrolable y en algunos casos te llevarán a la muerte.

Hasta que llego un gran día, conocí la verdad través de un bendito libro “La Biblia” donde puede conocer el verdadero poder basado en el amor de Dios: Aquel amor lo daba todo sin pedir nada a cambio, basto un arrepentimiento con corazón sincero y caí de rodillas suplicando perdón, mis lágrimas mojaban mi rostro y no me pondría de pie hasta sentir su perdón, mi culpa llevo y perdono mis pecados; basto con un simple rayo de su luz para disipar todas las tinieblas. Sentí una paz inmensa y solo podía dar gracias a Dios.

Este resplandor tiene nombre: Jesucristo, es el único que tiene el poder para romper toda atadura y librarnos de vivir atormentados con seres maléficos. El quiere que vivamos un presente en libertad y nos llama con amor todos los días. Desde ese momento decidí seguir su ejemplo y a pesar que sigo teniendo muchas luchas, su inmensa Paz me llena cada día. (“Así que si, el Hijo los hace libres, ustedes serán realmente libres. Juan 8:36)

Si tú has pasado por una experiencia similar y aun no has podido salir de ella te invito a escribirnos, estaremos gustosos de poder escucharte y hablar de cualquier situación de difícil explicación que estés pasando.

www.lavision.es

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *